La Gastritis - causas síntomas, diagnostico

La Gastritis - causas síntomas, diagnostico


La gastritis se trata de una enfermedad que se caracteriza por hinchar o inflamar el revestimiento del estómago causando molestias. En función del tiempo que dure, esta enfermedad puede dividirse en gastritis aguda (si dura un corto tiempo) y gastritis crónica (si dura varios meses e incluso años).

Causas
Entre las causas más frecuentes de gastritis destacan:

Ciertos fármacos como el ácido acetilsalicílico, el ibuprofeno o el naproxeno.
Consumo excesivo de alcohol.
Infección del estómago.

No obstante, aunque menos comunes, esta enfermedad digestiva también puede aparecer como consecuencia de:

Trastornos autoinmunes como anemia perniciosa.
Reflujo biliar.
Consumo de cocaína.
Ingerir o beber sustancias corrosivas o cáusticas.
Estrés excesivo.
Infección viral.

Síntomas
Muchas personas que sufren gastritis no presentan ningún tipo de síntomas. Sin embargo otras pueden notar:

Inapetencia.
Náuseas y vómitos.
Dolor en la parte superior del vientre o el abdomen.

Asimismo, si la gastritis está causando sangrando en el revestimiento del estómago, también pueden aparecer otros síntomas como:

Heces negras.
Vómitos con sangre.

Diagnóstico y tratamiento
Para diagnosticar gastritis el médico podrá solicitar la realización de varias pruebas entre las que se encuentran: 

Análisis de sangre que incluyan un conteo sanguíneo completo.
Endoscopia para examinar el estómago.
Exámenes para Helicobacter pylori.

Examen coprológico para encontrar sangre en las heces.
En cuanto al tratamiento no se puede generalizar, este dependerá de qué esté causando el problema. Algunas causas simplemente desaparecen con el tiempo pero, es posible que, en otros casos el paciente necesite dejar de tomar medicamentos que estén causando la gastritis y usar otros que disminuyan la cantidad de ácido en el estómago como podrían ser:

Antiácidos.
Antagonistas H2.
Inhibidores de la bomba de protones.

De no tratarse adecuadamente, además del riesgo de hemorragia, aumenta considerablemente el riesgo de sufrir cáncer gástrico.

Fuente: www.salud.facilisimo.com